Crear ficheros de texto en Windows

A estas alturas deberías tener bastante claro cómo se crea una carpeta y como se copian o mueven iconos. Ahora vamos a ver cómo podemos crear ficheros.
Ya vimos que la información que grabamos en un ordenador se guarda en ‘ficheros’ o ‘archivos’. Por ejemplo, una carta sería información que normalmente quedaría grabada en un fichero.
Como ejemplo vamos a crear una carta en un fichero en el escritorio. Pulsa el botón derecho del ratón en cualquier zona vacía del escritorio
Selecciona la opción nuevo
Fíjate que aparecen muchas opciones (documento de texto, archivo de sonido, imagen de mapa de bits, …). Cada opción nos permite crear un tipo de archivo nuevo (un texto, un dibujo, un sonido, etc.)
Como vamos a escribir una carta, hay que seleccionar Documento de texto
En realidad, con un micrófono y altavoces conectados al ordenador podrías crear la carta con la opción de archivo de sonido y hablando al micrófono pero no vamos a hacerlo así.

Fíjate, que igual que ocurría cuando creabas una carpeta nueva, aparece un nuevo icono, pero en forma de libreta escrita de color blanco. Este tipo de icono nos indica que estamos creando un texto.
Lo único que tienes que hacer ahora es soltar el ratón y escribir un nombre para el archivo, como vamos a escribir una carta, lo puedes llamar carta.
Para abrir la ventana del archivo, solo tienes que hacer un doble clic sobre él (igual que con las carpetas). Una vez que esté abierta la ventana, verás que aparece en blanco. Si te fijas en la parte superior de la ventana, verás que aparece el nombre bloc de notas y también aparece el nombre que le diste al archivo carta.
El bloc de notas es un programa que suelen tener todos los ordenadores con Windows 98, ya que viene incluido en el paquete de instalación. Es un programa que nos sirve para crear textos muy sencillos, solo letras, números, signos de puntuación, etc.
Otros programas más avanzados (Word, WordPerfect, etc.) tienen la posibilidad de utilizar tipos de letra diferentes, trabajar en columnas, insertar imágenes y tablas, etc., pero no es el caso del bloc de notas.
Prueba a escribir el siguiente texto dentro de la ventana (solo tienes que comenzar a escribir):

Tenemos el gusto de comunicarle que ha sido seleccionado para representar a su país en el campeonato mundial de pesca con hilo dental

Si has escrito el texto anterior en la ventana del bloc de notas, te habrás dado cuenta que, a medida que has ido escribiendo, las palabras que no caben en una línea se van a la de abajo automáticamente.

Ahora que ya has escrito el texto hay que decirle a Windows que queremos que grabe permanentemente el escrito.
La forma más fácil de hacerlo es cerrando la ventana del bloc de notas (en el botón x). Cuando lo hayas hecho, verás que aparece un cuadro de diálogo preguntándote si quieres que se guarde tienes que responder pulsando el botón que dice SI. De esta forma tan sencilla, el texto escrito queda grabado.
Esta forma de guardar un texto tiene un inconveniente: el la ventana que contiene el texto se cierra, o sea, que ya no vemos el texto. Este método es rápido para cerrar la ventana y guardar, pero no es válido si queremos guardar el texto y continuar con él en la pantalla (para seguir escribiéndolo, por ejemplo)
Para comprobar que realmente ha sido grabado, solo tienes que hacer un doble clic sobre el icono carta. Verás que se vuelve a abrir el bloc de notas con el texto escrito.
Otra forma de guardar un texto sin cerrar la ventana es pinchando la opción Archivo (fíjate en la parte superior de la ventana del bloc de notas), y de las opciones que aparecen seleccionar guardar. Esta opción graba el texto, pero mantiene abierta la ventana en la pantalla.

Speak Your Mind