Fuentes y Tipos de letra en Word

La apariencia del texto que escribas en Word se puede modificar fácilmente. De hecho, ya conoces como aplicar negrilla, subrayado o cursiva.

Ahora vamos a ver como podemos aplicar otros aspectos también interesantes.

Fuente o tipo de letra

Para ello, realiza los siguientes pasos: Utiliza una ventana en blanco de Word
Selecciona la opción Formato (en la parte superior de la ventana)
Selecciona la opción Fuente
Fíjate en la ventana que aparece nueva. En la parte superior izquierda tienes la lista de fuentes (tipos de letra) disponibles. En la lista aparecen solo cinco tipos de letra, pero puede correr hacia arriba o hacia abajo pulsando los pequeños botones con flechas que tienes arriba y abajo.
El número de fuentes o tipos de letra que tiene un ordenador es variable, y es posible que no encuentres los mismos tipos de letra en un ordenador que en otro.
Selecciona cualquiera de los tipos de letra haciendo un solo clic sobre su nombre, por ejemplo busca el tipo de letra Times New Roman (si no lo encuentras prueba cualquier otro)
Cuando lo hayas hecho fíjate que tienes una casilla grande de color blanco donde se repite el nombre del tipo de letra que has seleccionado, pero aparece escrito con el tipo de letra que es. Ve probando diferentes fuentes y comprueba como la tipografía es distinta.
Cuando encuentres un tipo de letra que te guste, pulsa el botón Aceptar y escribe tu nombre. Verás como aparece con el tipo de letra seleccionado.

Efectos Selecciona Formato
Selecciona Fuente
Fíjate en el apartado llamado ‘Efectos’ (más o menos en la mitad de la ventana)
Existen 11 casillas que se pueden seleccionar para utilizar aspectos tales como sombra, contorno, tachado, etc.
Prueba a seleccionar varias de las casillas y fíjate como va cambiando el ejemplo en la casilla inferior
Superíndice y Subíndice son útiles cuando quieres poner por ejemplo un número al cuadrado (102), primer (1er), etc.
Tachado no es un aspecto que vayas a utilizar muy a menudo, ya que lo que hace es tachar un texto (por ejemplo). Doble tachado tiene una función muy parecida
Sombra, contorno, relieve y grabado intentan representar que el texto se levanta o se hunde en el papel. Para ver bien el resultado utiliza color blanco de letra
La Casilla ‘Color’ permite modificar el color del texto. Haz clic con el botón izquierdo sobre esta casilla para ver los colores disponibles. Selecciona un color cualquiera y fíjate como en la casilla de ejemplo aparece el texto coloreado.
La casilla subrayado contiene varios tipos de subrayados además del subrayado que ya conoces. Puedes seleccionar subrayado doble, con puntos, ondulado, etc.
Por último tienes las casillas de tamaño y Estilo de fuente (en la parte superior izquierdo de la ventana). Estas dos casillas modifican respectivamente el tamaño de la letra y la negrilla y cursiva.
Prueba distintas combinaciones aspectos, colores y tipos de letra
En la misma ventana de Formato y Fuente tienes otras opciones interesantes:
Fíjate en la parte superior de la ventana. Hay tres lengüetas: Fuente, Espacio entre caracteres y animación.
La primera de las lengüetas (fuente) ya la hemos visto, es la que contiene los tipos de letra, aspectos, tamaños, etc.
Para activar la segunda pulsa justo encima de la frase ‘Espacio entre caracteres’. Verás que se activa una hoja distinta con opciones diferentes. La primera de estas opciones es ‘Escala’. Esta casilla contiene el valor 100%, que significa que estamos viendo los caracteres a su tamaño normal. Si pinchas encima del 100% y cambias el valor (por ejemplo 50%), verás que las letras aparecen más estrechas (fíjate en el ejemplo en la parte inferior de la ventana). Prueba otros porcentajes para que veas el efecto. Si pruebas a poner un número mayor (200%), verás que las letras aparecen mas grandes. La segunda casilla justo debajo de ‘Escala’ es ‘Espacio’. Esta casilla nos va a permitir modificar lo separadas o juntas que van a estar las letras. La opción que aparece por defecto es ‘Normal’, si pinchas encima de esta palabra con el botón izquierdo del ratón verás que puedes cambiarlo a ‘Expandido’ (letras separadas) o ‘Comprimido’ (letras más juntas). La última casilla (Posición) nos permite subir o bajar el texto, pero es una opción que rara vez vamos a utilizar.
? Para activar la tercera hoja, pulsa con el ratón sobre la ‘Animación’ (en la parte superior derecha de la ventana). En esta hoja puedes asignar una animación al texto (fila de hormigas, luminosos, texto chispeante, etc.). Estas animaciones solo tienen efecto en la pantalla del ordenador, si imprimimos un texto que contiene cualquier animación ésta no se verá (ni siquiera estática).
Si quieres obtener el menú Formato / Fuente utilizando el teclado, debes pulsar Ctrl+M.

Aplicar un formato a un texto ya escrito

Supongamos que has escrito un texto de 10 líneas y cuando terminas, te das cuenta que quieres resaltarlo todo en negrilla. ¿Tienes que borrarlo para volver a escribirlo en negrilla? ¡NO!
Word nos permite seleccionar un texto para luego aplicarle cualquier tipo de efecto. ¿Cómo se selecciona?: Prueba a escribir tu nombre en una zona vacía de la pantalla
Sitúa la flecha del ratón justo encima de la primera letra de tu nombre
Pulsa el botón izquierdo del ratón y no lo sueltes
Arrastra el ratón hacia la izquierda y fíjate que tu nombre se va seleccionando (lo sabes porque el fondo va cambiando de color)
Cuando hayas llegado a la última letra suelta el botón del raton.
Selecciona formato
Selecciona fuente
Utiliza varios efectos y cambia el tipo y tamaño de letra (por lo menos 20)
Pulsa el botón Aceptar
Si lo has hecho bien tu nombre aparecerá con los efectos que has escogido
De todas formas, tu nombre sigue seleccionado (con el fondo coloreado). Para quitar la selección, solo tienes que pulsar con el botón izquierdo del ratón sobre cualquier parte vacía de la ventana de Windows.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *